¡No los dejen llorar!

0
1650

Me acuerdo muy bien que, como toda mami primeriza, cuando mi gordo estaba bebé, leía mucho sobre el sueño de los bebes, como lograr que duerma toda la noche y todo lo relacionado a eso. Y por qué? Porque cuando vas a hacer mamá, y más si es la primera vez, la gente a modo de consejos, advertencia y hasta amenaza, te llenan la cabeza diciéndote: ay pobre! no vas a dormir nada!

Ahora que voy a tener ya a Valentino, y que me siento con cierta experiencia en el tema… sé que las malas noches (Que en verdad no son malas, porque la conexión de mamá bebé cuando estamos en el silencio de la noche es mágica) son solo parte de la vida de la maternidad.

Es solo una cuestión de tiempo, en el que logremos que nuestro bebé ya esté con su estomaguito más grande y ya pueda aguantar toda la noche. Pero que pasa cuando van pasando los meses y no duerme de corrido sino llora y no logramos encontrar solución para ese llanto?

Este fin de semana, un diario peruano tuvo un lapsus estúpido y copió un artículo completamente desfasado y sin pies ni cabeza… “Narraba” el porque hay que dejar llorar a los bebes de 6 meses. Sí! Algo anti natural.
Pero lamentablemente, aún se escucha eso.

A veces, dentro de nuestra desesperación porque comparamos con los hijos de otras amigas, o escuchamos o leemos que a los 6 meses un niño ya debería dormir toda la noche, caemos en los consejos errados que nos pueden dar.

Según mi experiencia, un bebé de 6 meses no llora por berrinche, como nos decía el artículo; un bebé de 6 meses solo tiene una única forma de comunicar algo que le molesta: el llanto.

Regresando a mi primer hijo y mi experiencia con él, a pesar de seguir los tips de libros, también escuche consejos, y entre ellos estaba el déjalo llorar! Te esta manipulando, además les desarrolla los pulmones. Y si, mi hijo tenía 6 meses, y yo pretendía que durmiera en su cuna toda la noche, solo y con una lamparita prendida.

El lloraba y yo corría a su encuentro y el dejaba de llorar cuando yo lo cargaba y el se acurrucaba en mi. Probé si era hambre, pañal, frío o calor… pero descubrí que solo era: Quiero estar con mamá o papá, quiero compañía.

A pesar de tener los consejos ahi, que me decían es manipulación, no pasa nada si llora, a mi esposo y a mi se nos partía el alma. Así me la pase un mes.

Yo sin dormir, el bebé tampoco lograba dormir bien, Un día, ya agotados de probar todo y creyendo que los bebes TENÍAN que dormir en su cuna, decidimos dejarlo llorar…. duramos menos de un minuto cuando corrimos a él.

Mi esposo lo levantó y lo llevo a nuestra cama y en pocos minutos, Facu estaba dormido y nosotros con él. Así descubrimos el colecho. Maravilloso colecho que nos dejaba dormir riquísimo y tranquilos a los tres.

Claro que hubieron muchos en contra, desde familia hasta pediatras, pero a nosotros solo nos importaba nuestro descanso y nuestro instinto de padres que estaba dando resultado.

Cada niño es distinto, tiene necesidades distintas en momentos distintos. Mi segundo hijo nunca lloro por estar en mi cama. A él le gustaba dormir solo, en su espacio. Y mi gordo mayor, solo tomo la decisión de dormir solito cuando se sintió preparado.

Lo importante es siempre dejarnos llevar por nuestro instinto de mamá que nunca falla y sobretodo siempre respetemos los espacios y tiempos de nuestros bebes, solo así los haremos más seguros y crecerán en un ambiente con más amor.

Hay que saber que cada niño es distinto, no todos deben seguir un patrón y todas las comparaciones son malas. Solo respetemolos, hagan respetar sus instintos y manera de criar y por favor: no los dejen llorar!

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here