Papi…

1
445
Recién han pasado 2 días. Poco mas de 48 horas de no verte  y aún al estar todo tan fresco, parece una pesadilla, un mal sueño.
Lamentablemente para mi, hoy no tengo 7 años y no puedo ir a tu cama a despertarte porque estoy soñando feo, tengo miedo y necesito dormir contigo. Hoy soy grande, soy mamá y no me puedo dar el lujo, como me dirías tu. Hoy tengo que ver por dos bandidos, por Manuel, por mamá, por Anita, por mi. Hoy tengo que ser esa mujer fuerte para llenarte de orgullo. Pero es difícil, muy difícil.
Ayer al despedirte, quería decir muchas cosas. No a ti, porque se que contigo hablaré siempre. Pero si al resto. A esos amigos que nos acompañaron hasta el final. Muchos sabían como eras, algunos te conocieron muy poco.
Pero necesitaba decirles quien era el que se estaba yendo. Quería decir y no podía. Nunca fui ni tan fuerte ni tan valiente. Siempre tuve una cuota extra de sensibilidad, la misma que no me dejo nunca hablar porque me ganaba siempre el llanto.
Es por eso que siempre escribí. Desde que aprendí a hacerlo, si algo tenía que decir lo hacía escribiendo. Inclusive a ti, sea para decirte uno de los tantos te quiero, o para pedirte perdón por alguna travesura.
Siempre escribí. Hoy les pido disculpas a los que lean esto, porque quien me corregía las faltas ortográficas, ya no está, pero haré mi mayor esfuerzo.
Siempre pensé que eras inmortal, que estarías para siempre. Eras tan fuerte, tan bueno, tan incondicional. Que lo último que pensé era que te irías tan rápido. Muy egoísta yo, pensé que tu me enterrarías. Pero como me dijiste: “es así la naturaleza mi amor”. Y sí. Es parte de la vida, el cuerpo se maltrata y se va, pero el alma es para siempre. Tal vez de esa frase partirá de alguna manera mi consuelo.

Ayer mientras miraba todos los arreglos florales, encontré un Lilium. Al olerlo, recordé el día de mi boda. Y hasta escuche tu voz diciéndome todo lo que me dijiste antes de entrar a la iglesia. Solos los dos. Y si, eso haré. Si soy lo que soy es por ti y mamá. No les diré lo que me dijo, todo queda entre mi mejor amigo y yo. Pero si los tomaré de testigos, que haré todo lo posible, porque algún día mis ojos vuelvan a tener el mismo brillo de ese día. Será difícil sin ti mirándome. Pero lo intentaré papi.

Una de las cosas mas importante que me enseñaste fue el significado de la amistad. Y ayer lo comprobé. Siempre me dijiste que a la familia uno no la escoge, pero a los amigos si; y si tienes la suerte de ser amigo de tu familia, tienes hermanos para siempre. Y ahí estaban papi. Todos tus hermanos! Los de siempre, los de antes, los nuevos. Los de barrio, los del trabajo, los de la vida. Y que orgullo! Nunca vi a tantos hombres llorar. Cada abrazo era un recuerdo grato. Y yo, con el orgullo al tope. Fue un gran hombre… no señores, fue el mejor!

Fuiste un gran hombre, gran amigo, gran hermano, gran jefe, gran sobrino, mejor hijo. Gran cuñado, gran tío, gran consejero, gran suegro, gran esposo, pero un inigualable y extraordinario padre. Nunca un no, estoy cansado.

No recuerdo un solo domingo sin jugar, reír. Nunca un grito, siempre un consejo. Nunca un castigo, siempre un yo confió en que no lo volverás a hacer. Un confidente, hasta en tema de chicos! Mi mejor amigo, mi alma gemela. Un sabio, papi. No había algo que no supieras y sino, lo inventabas para mi.

Faltaron mas sonrisas, mas momentos. Me quedé sin darte mas abrazos, mas te quieros, mas alegrías. Me faltan mas consejos, mas aprendizajes. Mas rutas y mapas. Escuchar más anécdotas, mas historias.

Me falto adquirir toda tu sabiduría. Me faltas tu, agarrarme de tu dedo y sentir la tranquilidad, que tal vez ahora no encuentro. Me falta echarme en tu panza, una caricia y magia, la tristeza se fue. Me faltó tiempo papi. Hay tantas cosas que quería hacer contigo y para ti.

Sé que estabas orgulloso, se que me adorabas. Se que tus nietos eran tu motivo más grande. Se que estas tranquilo porque tu niña bonita se caso de blanco y con un hombre que me sabe querer. Pero a veces no es suficiente. Nunca será suficiente, yo te quería dar mas y nos cortaron el tiempo. Pero, la vida sigue, no? Un día, uno de esos días de largas conversaciones, me dijiste cuando yo me vaya vas a sufrir, y llora todo lo que quieras, pero respira hondo y levántate. Por tus hijos, ahora solo debes pensar en ellos. Así lo querías, así lo hubieras hecho tu, y así lo haré.

Hay muchas cosas que no pude darte, pero tengo la enorme ventaja que ahora tu intercederás porque las haga. Te prometo que cantaré y bailaré otra vez, que reiré hasta las lagrimas, que veré las películas muchas veces, que seré una buena mamá. Te prometo un título. No te prometo una nieta, porque no depende solo de mi, pero si tiene que ser, se que escogerás al mas lindo de los ángeles.

Te prometo que llegará el día en que coma algo que comíamos juntos y no lloraré, sino te recordaré con amor. Te prometo no escuchar una guitarra sin recordarte. Cuidar a mis amigos como lo hacías tu. Ser hermana e hija. Te prometo cuidar a Manuel. Mirar el mar y sentirte. Aprender a escucharte sin oírte ni verte. Aprender a sentir tu abrazos, sin que me los des. Te prometo aprender a ser fuerte papi. Mi papi hermoso!

Te prometo vivir mucho, vivir bien y a pleno, sonreír y ponerme bonita como te gustaba. Peinarme para atrás, cuidarme. Te prometo comer bien, a mis horas. Ser puntual, saludar con una sonrisa. Portarme bien.

Te prometo manejar con mucha atención, no distraerme. Seré valiente y luchare con lo que venga, total se que estarás ahí. Te prometo ser lo que quisiste que sea. Y cuando llegue el día, triste por lo que deje, pero emocionada por ver al hombre de mi vida, iré a tu encuentro, ahí en algún lugar sobre el arcoíris, por encima de alguna nube, y ahora, prométemelo tu una vez mas, a ese lugar donde nada ni nadie nos va a separar.

Gracias por ser mi papi precioso, TE AMO!

SADIM

 

1 COMMENT

  1. Que lindo mensaje Sarita. Tu papi es un alma muy especial y bella. Esta seguro cerca a mi papa tambien. Ellos estan con sus seres queridos y con Dios. Tratamos de estar felices sabiendo que estan felices pero no se puede evitar extranar y desear que estuvieran aqui otra vez… Un abrazo fuerte de mama a mama y de hija que extrana a hija que extrana.

LEAVE A REPLY

Please enter your comment!
Please enter your name here